¿Es necesario hacer DUELO?

Vaya al Contenido
Linea para separar contenido de la web de la asesoria
.

¿Por qué duele tanto una separación? Te damos 6 razones


Si habéis perdido la ilusión y el entusiasmo que teníais por la relación, probablemente la monotonía, la rutina y el aburrimiento han hecho acto de presencia en vuestra relación. No os preocupéis, a veces es inevitable que la rutina se instale en la relación de pareja cuando los días pasan sin que nada nuevo suceda.

Es entonces, cuando baja la motivación y tenemos la sensación de estar aburridos, incluso podemos llegar a pensar que ya lo hemos descubierto todo sobre el otro. Pero quizás, es que lleváis bastante tiempo haciendo lo mismo y necesitáis añadir un poco de novedad a la relación para recuperar esa ilusión.
Este es un problema muy común en las relaciones de pareja. Al comenzar una relación la pasión y el entusiasmo nos envuelven, todo nos parece perfecto, increíble y novedoso, sin embargo, con el paso del tiempo la rutina aparece poco a poco y nos va atrapando. Pero por extraño que parezca, esta etapa es una más de la relación.

  • Sensación de fracaso
Generalmente una pareja es un proyecto vital compartido en el que se deposita mucha energía, dedicación y esperanzas. Además, antes de dejarlo, muchas parejas realizan aun más esfuerzos por tratar de solucionar sus problemas. Así que, una ruptura de pareja suele venir acompañada de una sensación de fracaso importante.El fracaso de todos los esfuerzos realizados por estar bien y el fracaso de un proyecto vital en el que invertimos nuestras mayores esperanzas.

  • Ansiedad por separación
Es decir, sentimos una angustia importante por querer ver al otro y nos sentimos abatidos por la separación. Así, nuestros pensamientos giran en torno al otro,imaginamos lo que hace, le echamos intensamente de menos y hasta puede que tengamos tentaciones de contactarle y reavivar las esperanzas.

  • Tanto “el dejado como “el que deja sufre
Generalmente, tendemos a pensar que la persona que ha sido dejada tiene más sufrimiento que el que deja. Y aunque en parte es cierto porque no ha tomado la decisión y la persona “dejada” suele sentirse impotente, asustada y rechazada. Pero el que toma la decisión, también tiene que lidiar con el dolor de la pérdida, con la culpa de sentir que ha herido al otro, o con posibles dudas o arrepentimientos posteriores. Así que a su manera, una ruptura de pareja afecta emocionalmente a los dos miembros de la pareja.

  • Pocas ganas de seguir con tu vida y empezar de nuevo
Una ruptura de pareja implica un proceso de cambio estructural en nuestras vidas en el que tenemos que empezar de cero interna y externamente. Y es que en medio de un proceso emocionalmente tormentoso, debemos tomar decisiones importantes. Como por ejemplo, cambiarnos de casa, repartir amistades,reestructurar nuestros hábitos y esto no siempre es fácil. Además, a nivel internonuestra identidad cambia. Así, pasamos de estar en pareja a estar solteros. Frecuentemente, suelen aparecer pensamientos angustiosos del tipo ¿qué quiero hacer con mi vida?, ¿quién soy yo ahora? ¿y ahora qué?...

  • Dolor emocional por la pérdida de alguien importante
Una separación o divorcio supone la pérdida de una persona por la que habíamos apostado y de un proyecto común fundamental como ser humano. Sin dudala pareja es uno de los vínculos más importantes que construimos en nuestras vidas. Así que una ruptura amorosa supone un proceso traumático y doloroso del que es necesario recuperarse.

  • Dolor físico: el cerebro reacciona intensamente
Diversos estudios científicos apuntan a que el dolor que se produce ante una pérdida amorosa, no es una idea, sino una sensación objetiva y física que implica potentes cambios a nivel cerebral.
Dichos estudios, apuntan a que las reacciones que se producen en las personas tras una ruptura de pareja, se pueden asemejar a los síntomas de abstinencia que se producen con las drogas. Así, es frecuente que tras una ruptura amorosa, sintamos angustia, ansiedad, pensamientos obsesivos y dolores reales en el cuerpo.


Por todo esto, el denominado “mal de amores” trae aparejado un periodo de duelo que en algunos casos puede complicarse y derivar en una experiencia dolorosa enquistada en nuestra vida. La ayuda psicológica para superar una ruptura amorosa nos permite cerrar una etapa de nuestra vida y extraer de la misma una enseñanza positiva.

Las consecuencias de no conseguir cerrar esa etapa de forma saludable puede conllevar futuros problemas de autoestima, a la hora de relacionarnos con los demás o incluso avocarnos a una enfermedad como la depresión. Por tanto, es algo en lo que debes invertir por ti.
Separaciones y divorcios en la pareja
Por Teresa Ouro Hernández. Psicóloga y Sexóloga del Instituto de la Pareja.


El hecho de no poder hacer vida normal, hace que ahora estemos más irritados de lo normal...
Por Teresa Ouro Hernández. Psicóloga y Sexóloga del Instituto de la Pareja.


Pueden estar surgiendo emociones de difícil gestión...
Por Teresa Ouro Hernández. Psicóloga y Sexóloga del Instituto de la Pareja.


Con el tiempo, es normal que surjan dudas o se reabran viejas heridas de nuestra relación...
Por Teresa Ouro Hernández. Psicóloga y Sexóloga del Instituto de la Pareja.


Se puede predecir con una precisión del 90% si una pareja permanecerá unida o no...

¿Considerais que la comunicación puede estar afectando a vuestra relación?
En mi consulta, durante las sesiones de terapia de pareja, aprenderéis las habilidades y recursos necesarios para resolver los problemas de comunicación y afianzar todos los aspectos vuestra relación.

Podéis contar conmigo siempre que lo necesitéis, estaré encantada de ayudar.
         
Máster en Terapia de Pareja y Sexología.
Máster en Neuropsicología Clínica.
Regreso al contenido